1. MOVIMIENTO AUSTRIA LIBRE

 

 

El 13 de marzo del año 1938, se produjo la Anexión de Austria a la Alemania nazi (Anschluss), es decir, la  primera ocupación de un país independiente por Hitler. El Movimiento Austria Libre, -como muchos de los movimientos políticos austriacos de oposición al gobierno nazi- fue  fundado sólo dos años después, en 1940. Antes de esa fecha, los inmigrantes austriacos en América latina participaron en varias de las  actividades organizadas por los movimientos de  inmigrantes alemanes,  y cooperaron en sus programas.  La fundación del “Movimiento Austria Libre” fue de gran importancia para los inmigrantes austriacos, ya que -como veremos-,  sus actividades abarcaban asuntos tanto culturales y sociales  como  políticos.

 

Varios grupos nacionales quedaron fieles a su ex patria y al mismo tiempo, contentos y felices al poder vivir en su nueva patria,   uno de los países de América Latina. El rasgo principal y característico de estos grupos era, especialmente en el ámbito de la “primera generación”, es decir en los primeros años y a veces  decenios en América Latina; cultivar y divulgar su cultura y costumbres específicas.  La religión no tuvo   importancia primordial.  Lo que sí lo era, el hecho de ser fieles a  su respectivo origen.  Era el caso del Movimiento Austria Libre. El nazismo fue repudiado por todos, y la lucha por la libertad y la autonomía de Austria era la meta.            

 

El primer Movimiento Austria Libre en América Latina se formó en Chile en el año 1940 y se expandió luego hacia la Argentina, Bolivia, Brasil,  México, Paraguay y Uruguay.  En este último país, se fundó el 30 de octubre de 1943 en Montevideo  el “CENTRA -  Comité Central Austriaco de América Latina”,  con el objetivo de unir a los inmigrantes austriacos,  y a todos  que participaban en el Movimiento Austria Libre y quienes no. Su objetivo fue, convocar a todos los inmigrantes provenientes de ese país.

 

El Movimiento Austria Libre fue multifacético: contribuyó a hacer más fácil y agradable la vida de los austriacos en América Latina al ofrecerles actividades culturales y sociales de todo tipo.  Levantó, además, el estandarte del antifascismo no sólo entre los inmigrantes, sino  difundió sus ideales entre los habitantes de los países receptores.  Por otra parte, asumió parcialmente la representación legal de sus miembros.  Esta actividad civil fue muy importante, pues  en muchos países  la representación oficial de los austriacos compitió a las embajadas y consulados de la Alemania nazi, pues  después de la Anexión, Alemania la consideró y la trató como parte de su país. Entonces los diplomáticos designados por las autoridades fascistas representaron únicamente los intereses de la “Gran Alemania”.

 

El Movimiento Austria Libre insistió en que los gobiernos y las autoridades locales borraran la palabra "alemán" de los documentos personales, anotando "austriaco".  También luchó para que los certificados emitidos por el Movimiento fueran reconocidos como documentación válida. Este esfuerzo fue muy importante, especialmente desde el momento en que varios países latinoamericanos entraron en guerra contra Alemania.  Para aclarar, indiquemos que los alemanes residentes en países latinoamericanos fueron entonces tratados como "enemigos"; de ahí la lucha de Austria Libre por diferenciar a los inmigrantes austriacos de los alemanes.

 

La mayoría de los inmigrantes judíos austriacos, -en algunos países casi en su totalidad- participó activamente en la labor cultural y social del Movimiento.  El directorio   cumplió un papel activo también en las actividades  políticas. Se transformaron en portavoces no sólo de la divulgación de la cultura austriaca, sino  buscaron desenmascarar el nazi-fascismo, cuyos representantes  como  "quinta columna",  estuvieron presentes en todos los países de América Latina.

 

Lamentablemente no podemos mencionar a todos los judíos austriacos que participaron en esta labor, sólo algunos están nombrados en la documentación. Uno de los líderes del Movimiento Austria Libre en Buenos Aires, Alfred Bauer, escribió lo siguiente

 

“El ’Movimiento Austria Libre’, construido durante la Segunda Guerra Mundial, estuvo trabajando con bastante éxito. Como ya se expuso en varias oportunidades,   existían diversas presuposiciones y condiciones que sirvieron como base para que el trabajo antifascista  funcionara mucho mejor entre los inmigrantes austriacos que entre los alemanes. Hasta  cierto punto, la lucha entre Siemsen y los comunistas acerca de la envergadura del frente  anti-hitleriano era netamente teorética pues, en la práctica, nunca se logró incorporar entre los alemanes, elementos burgueses-democráticos para el frente de unidad.

 

Entre los austriacos, la situación era totalmente distinta. La iniciativa para la creación de una organización política para la lucha en pro del reestablecimiento  de la independencia de Austria, se originó del círculo de los burgueses y de la nobleza de la época. Cuando  comunistas y socialistas declararon su voluntad en participar en la Organización, este lado  no   presentó oposición alguna, al contrario.  Se formuló  un programa en común, para el restablecimiento, la independencia y la renovación democrática de Austria. El presidente del “Comité Austria Libre” era  en aquella época el barón Ferdinand Erb, y el vicepresidente era el vicecónsul anterior, Guido Forsthuber. Cuando en 1938,  el cónsul  de  aquel entonces, Staudt,  saludó  con entusiasmo el “Anschluss – la Anexión”,  Forsthuber se declaró abiertamente por la independencia de Austria. También los socialdemócratas participaron en el Comité.  Sólo un grupo de socialistas ”ortodoxos”, bajo el liderazgo de Ernst Lackenbacher, se alejó.

 

En la época de su auge,  el Comité contó con unos 2000 miembros y desarrolló actividades muy  intensas, tanto propagandísticas como  de apoyo  a los Aliados. Es  interesante notar que tanto Erb como Forsthuber mantuvieron contactos muy estrechos con los comunistas en el curso de  toda la guerra. Pero después del término de la guerra, y especialmente en la atmósfera  de la guerra fría, estos contactos ya  no se mantuvieron.

 

El “Comité Austria Libre” en la Argentina, cuyas actividades se limitaron mayormente a Buenos Aires, se adhirió al “Movimiento Mundial de Austria” que tuvo su sede en Londres.  El grupo juvenil de esta organización tuvo un papel preponderante, pues contó con más de cien miembros y desempeñó un papel muy intenso. El líder del grupo fue Walter Weiss, luego Gerti Auspitz  y  más adelante estuvo dirigido  por mi (es decir, Alfred Bauer).  Las actividades desempeñadas eran: teatro, música, cursos, deportes, ayuda a los Aliados y solidaridad con los prisioneros políticos en el país. También editaron una revista. Un grupo de teatro presentó obras de Nestroy, Wildgans, Brecht, del conocido poeta argentino Álvaro Yunge, y una vez incluso “La Transformación del Círculo al Cuadrado (Die Quadratur des Kreises) de Katajew. En el marco de dos ceremonias de gran envergadura, llegaron a la presentación de dos obras escritas por mi, “La respuesta” y “Y sucedió así”.

 

En este ámbito, muchos jóvenes llegaron a adoptar una cierta influencia  ideológica y psíquica, aunque  sólo a una parte de ellos adoptó la mentalidad de este grupo. Sin embargo, la influencia y la vivencia recibidas no podían haber pasado   desapercibidos  por nadie oriundo de este ambiente, pues uno que estuvo marcado por los nazis como persona “de baja categoría”  (“Untermensch”),   indigna para  ser considerado como un “verdadero” ser humano, tuvo que reencontrarse y recuperar su valor personal, su fe y su fuerza humana.”   

 

 

Austria Libre en varios países de América Latina.

 

Aquí “pintamos”  un pequeño cuadro del origen y de algunas actividades  de este Movimiento en varios países de América Latina. Los datos y la lista de  nombres no son completos, pero el objetivo es, demostrar las luchas, las actividades y  los éxitos de este grupo de personas para quienes su Ex-Patria y su Nueva Patria significaron un tesoro a guardar, para transmitirlo a las futuras generaciones. (Nota de la traductora)      

 

 


ARGENTINA.

 

Verein VORWAERTS  -  Asociación ADELANTE

 

Asociación Cultural y Deportiva:

 

Eran los primeros inmigrantes - refugiados por razones políticas y, más adelante, por razones raciales, quienes empezaron sus actividades antifascistas en la Asociación ADELANTE.

 

VORWAERTS – ADELANTE comenzó sus actividades en Argentina en 1882, fundado por obreros alemanes que habían llegado a trabajar en   Argentina. Se incorporaron allí en este movimiento también otros inmigrantes, que salieron de sus respectivos países  por razones políticas. La línea política de la Asociación era de izquierda, pero mucho más según la línea socialista que comunista. A partir del año  1885, estuvieron  colaborando con el Partido Socialista Argentino. El objetivo de la Asociación era, dar educación política y cultural a sus asociados, ofreciéndoles  posibilidades para practicar deportes, llevar juntos una vida social y, en caso de necesidad, prestar  ayuda económica a los asociados y a sus familias en caso de necesidades.

 

Al comenzar el nazismo, la Asociación, tanto en  Argentina como en Alemania, se comprometió luchar contra el nazismo y el antisemitismo y mantuvo esta misma línea durante toda su historia. Nuestros entrevistados subrayaron la actitud positiva de la Asociación con respecto a la liberación de Austria y al mutuo respeto entre sí.

 

Muchos de los judíos quienes tuvieron que emigrar desde Alemania y de los otros países de Europa Central ocupados por los nazis, tomaron contacto con esta organización al llegar a Buenos Aires. Fueron recibidos con los brazos abiertos. Entre los refugiados, la "KADIMA" --"ADELANTE" -- "VORWAERTS”  gozó de gran aprecio. Especialmente los jóvenes la habían considerado como su segundo hogar. Muchos judíos participaron en su Directorio.

 

Según la información de nuestros entrevistados, hubo reuniones una vez por mes, pero organizaron semanalmente seminarios y varias otras actividades culturales. Los jóvenes querían estudiar lo máximo posible, pues por "razones raciales" -es decir, por ser judíos-, les fue imposibilitado, seguir sus estudios escolares, ni en Austria ni en Alemania. Querían conocer y comprender la situación política en Europa y también en Argentina. Profesionales de alto nivel cultural les han dado las clases y las charlas en las reuniones y en los seminarios. Luego, ellos mismos estuvieron capacitados en orientar reuniones y discusiones. Hubo conferencias entre los miembros del mismo grupo.

 

Fuera de temas políticos, se dictaron cursos de literatura, música, arte, fueron juntos a conciertos, al Teatro Colón (la ópera) y a varios otros teatros. Organizaron actividades sociales y recogían dinero para fines de beneficencia. Hubo actividades y concursos deportivos y organizaron excursiones.

 

Algunos de los entrevistados contaron que la mayoría de los judíos que participaron en las actividades de la Asociación, subrayaron su identidad judía, a veces sionista, pero, no lo consideraron como tema primordial. Nadie les pregunto y nadie estuvo interesado en su condición religiosa. Las puertas siempre quedaron abiertas para todos los antifascistas y antinazis. Tampoco se preguntó, cuál faceta del izquierdismo hayan preferido La preparación política de los asociados era más teórica que práctica; no participaron en actividades políticas, por lo menos hasta el término de la guerra.

 

El Movimiento Austria  Libre fue fundado en 1941 por Guido Forsthuber, gran amigo de los judíos. Los primeros dirigentes eran miembros destacados de la colonia austriaca, en su mayoría representantes de firmas austriacas. Más adelante, se incorporaron al Movimiento muchos judíos.

 

El Movimiento fue fundado con el objetivo de luchar por la libertad de Austria, contra el nazismo y por la victoria de los Aliados. No querían involucrarse en la vida política de Argentina. Fuera de los objetivos mencionados, la meta de sus actividades era, divulgar la cultura austriaca y recoger dinero para fines de beneficencia para Austria, para los campos de prisioneros de guerra y también para los necesitados en Argentina. Tomaron contacto con los Movimientos Austria Libre en otros países de América Latina y participaron en todas las respectivas actividades, organizadas en común. Según estimaciones, hubo unos 2.000 asociados.

 

Se formó  una sección juvenil con unos 100 - 120 socios. Uno de los fundadores y el dirigente de este grupo era el Dr. Alfred Bauer, ya mencionado en otras partes del estudio. Walter Rosenberg era el director de la sección cultural. Presentaron muchas obras teatrales, organizaron conciertos, bailes y otras actividades sociales y culturales. El Dr. Georg Heiberg, médico, dirigió las actividades de la sección social.

 

Es interesante notar que las actividades del Movimiento Austria Libre en Argentina no estuvieron recordadas con tanto entusiasmo y aprecio como en otros países latinoamericanos. Al preguntar la razón de este fenómeno, uno de los encuestados dijo que el Movimiento ha sido formado relativamente tarde: otro dijo que no ha podido movilizar a mucha gente; según el tercero, las informaciones sobre sus actividades no han llegado a muchos de los austriacos y aún menos, al público en general. Algunos lo consideraron como muy de izquierda. Según ciertas opiniones, el Movimiento estuvo dividido políticamente  en izquierda – derecha,  y hasta cierto punto, social.

 

Seguramente hubo también otras opiniones más. De todos modos, este fenómeno parece ser interesante, pues el número de los austriacos en la Argentina era relativamente alto. Se considera que había unos 5 a  6.000 judíos austriacos,   y un número más elevado de  no judíos.

 

El informe "Mitteilungsblatt - Hoja Informativa"  fue publicado por la Asociación Austria Libre en Buenos Aires.

 

Se publicó un amplio informe con el título de "Der Fall Österreich - El Caso Austria", con motivo del 5° aniversario de la Anexión (Anschluss), editado por el Comité Argentino-Uruguayo y Chileno de Austria Libre. 

 

Existió y  sigue existiendo la "Asociación Argentina -Austriaca" que está desarrollando actividades sociales y culturales.

 

Durante los años 1944 - 1947 se publicó en Buenos Aires la Revista "Nueva Austria" como periódico mensual, editado por Adolf W. Freund.

 

Lotte Leiner de Feldsberg (que vive ahora en Cali, Colombia), organizó un concierto con Erich Kleiber, para conseguir fondos a fin de mandar ayuda a estudiar lo máximo posible, pues por "razones raciales" -es decir, por ser judíos-, les fue imposibilitado, seguir sus estudios escolares, ni en Austria ni en Alemania. Querían conocer y comprender la situación política en Europa y también en Argentina. Profesionales de alto nivel cultural les han dado las clases y las charlas en las reuniones y en los seminarios. Luego, ellos mismos estuvieron capacitados en orientar reuniones y discusiones. Hubo conferencias también entre los miembros del mismo grupo.

 

Fuera de temas políticos, se dictaron cursos de literatura, música, arte, fueron juntos a conciertos, al Teatro Colón (la ópera) y a varios otros teatros. Organizaron actividades sociales y recogían dinero para fines de beneficencia. Hubo actividades y concursos deportivos y organizaron excursiones.

 

Algunos de los entrevistados contaron que la mayoría de los judíos que participaron en las actividades de la Asociación, subrayaron su identidad judía, a veces sionista, pero, no lo consideraron como tema primordial. Nadie les pregunto y nadie estuvo interesado en su condición religiosa. Las puertas siempre quedaron abiertas para todos los antifascistas y antinazis. Tampoco se preguntó, a qué faceta del izquierdismo hayan preferido La preparación política de los asociados era más teórica que práctica; no participaron en actividades políticas, por lo menos hasta el término de la guerra.

 

Se formó una sección juvenil con unos 100 - 120 socios. Uno de los fundadores y el dirigente de este grupo era el Dr. Alfred Bauer, ya mencionado en otras partes del estudio. Walter Rosenberg era el director de la sección cultural. Presentaron muchas obras teatrales, organizaron conciertos, bailes y otras actividades sociales y culturales. El Dr. Georg Heiberg, médico, dirigió las actividades de la sección social.

 

Existió y todavía sigue existiendo la "Asociación Argentina -Austriaca" que está desarrollando actividades sociales y culturales.

 

Durante los años 1944 - 1947 se publicó en Buenos Aires la Revista "Nueva Austria" como periódico mensual, editado por Adolf W. Freund.

 

Lotte Leiner de Feldsberg (que vive ahora en Cali, Colombia), organizó un concierto con Erich Kleiber, para conseguir fondos a fin de mandar ayuda a los necesitados en Austria, ya en guerra.  

 

BOLIVIA

 

La Federación de Austriacos Libres en Bolivia se formó en 1941.

 

En el Anexo que se encuentra en la Biblioteca de la Universidad de Chile, bajo el N° 129 - 132, se encuentran los textos de los estatutos, que comprueban la obtención de    la Personería Jurídica en el mismo año.

 

Allí mismo figura también el texto completo de su INFORME, emitido en el Tercer Aniversario y además,  del Quinto Aniversario de su fundación, En este último evento organizaron una SEMANA AUSTRÍACA y un Estudio sobre la Colonia Austriaca, divulgado en abril de 1948. La actividad se extendió no sólo a la colonia austriaca residente en La Paz, sino también a Cochabamba y Santa Cruz.

 

Los informes testimonian la amplitud de diferentes campos que abarcaron el desarrollo de sus actividades. Aquí se mencionan sólo sus actos culturales, que sirvieron no sólo para mantener y elevar el nivel cultural de los inmigrantes, sino también han sido considerados como actividades culturales públicas de muy alto nivel y frecuentadas por todos aquellos quienes querían conocer la cultura multifacético de Viena y de Europa Occidental en general.

 

El leitmotiv de sus actividades culturales era: "todos los interesados son bienvenidos". La parte cultural no ha sido dirigida para un círculo cerrado, sino para todos quienes buscaron satisfacción en la cultura en general. Las obras y su presentación por los actores siempre ofrecieron un gran valor educativo, sereno, alegre y divertido que ayudó a despejarse de los problemas y dificultades cotidianos. El público recibió con fuertes aplausos los esfuerzos artísticos de los actores y de todo el personal, quienes en alguna forma han participado en la presentación de las obras. El teatro era "itinerario", pues sus funciones tuvieron lugar no sólo en La Paz, sino Paz, sino  en Cochabamba, Santa Cruz, Sucre, etc., por supuesto con el mismo elenco. Incluso llegaron a dar funciones teatrales en Buenos Aires y en Montevideo.

 

Entre los organizadores y actores hay que mencionar al Dr. Georg von Terramare, autor de varias obras teatrales, crítico de arte extraordinario, de enorme capacidad y gran renombre ya en Viena. Allí fue Director  de  “Klosterspiele  y Wiener Schottenstifte" – “Teatros Monásticos y de Convento”,  y  de  otras presentaciones  organizadas por la Cruz Roja Austriaca.

 

Erna Terrel, de Praga, estuvo en el cenit de su carrera teatral y de actriz de cine, cuando dejó su carrera y se fue, junto con su marido, el Dr. Terramare a Bolivia, cuando éste tuvo que emigrar. Fue ella la actriz más célebre del grupo. Después de la muerte de su marido se casó con el Dr. Fritz Kalmar.

 

Dr. Fritz Kalmar, abogado en Viena, era gran humanista, con enorme talento artístico y organizador. Era participante en la Conferencia de Paz en San Francisco.

 

Otros miembros eminentes del grupo teatral eran Ernst Kalmar, Mía Kalmar, Rose Kupferstein, Werner Sommer, Bruno Struheim, Alfred Brecher* y algunos personas más.

 

Con motivo del 50° aniversario de la fundación de Austria Libre, se organizó una noche de gala cultural en la sede de la Embajada de los Estados Unidos.

 

FALTO. A Por medio del teatro se consiguió  dinero   para ayudar a necesitados austriacos -especialmente a niños de la Cruz Roja Austriaca;  se ofrecieron donaciones  a hospitales en la Paz y a la Cruz Roja Boliviana; Apoyaron, además a  la Asociación de Scout.

 

Organizaron funciones teatrales  también en Cochabamba.   

Las actividades multifacéticas de la Federación han sido conocidas y reconocidas no sólo  entre los austriacos de Bolivia, sino en otros países. Hubo comentarios de prensa en la “Katholische Zeitung – Diario Católico” de Viena .  Cabe mencionar que ciertas organizaciones alemanas, incluso la misma Embajada, pidieron su colaboración artística. La prensa de Bolivia  y de otros países del Continente comentaron con frecuencia las actividades, su colaboración artística. La prensa de Bolivia y también de otros países comentaba frecuentemente sus actividades.

 

Se editó por Austria Libre el “Mitteilungsblatt – Página Informativa” en Cochabamba en alemán y español.

 


BRASIL

 

Antes de tratar las actividades  del Movimiento Austria Libre en Brasil, consideramos interesante publicar un estudio de Ezequiel Stanley Ramírez: "Las Relaciones entre Austria y Brasil 1815 - 1889",  que trata la historia de las diferentes olas emigratorias desde Austria a Brasil y la incorporación de los austriacos en la sociedad de Brasil.

Antes de la Anexión, Austria tuvo relaciones diplomáticas a nivel de ministro plenipotenciario y los austriacos residentes frecuentaban sus sociedades o clubes "Donau - Danubio" en São Paulo y Austria" en Río de Janeiro. Muchos de los austriacos frecuentaron también las entidades sociales alemanas.

 

Con  el fortalecimiento del pangermanismo se dividió la sociedad alemana de inmigrantes. Algunos apoyaron las nuevas ideas políticas, otros formaron nuevas entidades pro-austriacas. Así se formó la Sociedad Austriaca de Cultura Física Babenberg en São Pauloy otras más en Recife, São Caetano y São André. Editaron las “Informacões das Sociedades Austriacas”, para contrarrestar las actividades de la “Liga das Sociedades Germánicas”.

 

Cuando en 1938 expulsaron a los judíos de las sociedades, se formó el "Movimiento Austria Libre" que congregó a judíos y no judíos, todos opositores del nazismo. Según las leyes brasileñas, el Movimiento no pudo recibir la personería jurídica, sino sólo en 1943. Sin embargo, las autoridades no sólo cerraron sus ojos y dejaron actuar el Movimiento, sino  lo reconocieron como representante de los austriacos, junto al “Comité de Proteção dos Interesses Austriacos no Brasil, compuesto por los ex -representantes diplomáticos y consulares.

 

El embajador Antonio Retscheck aceptó sin protesta o resistencia las consecuencias de la Anexión, cambió la bandera en el edificio y ordenó al Cónsul Teodoro Putz y a otros funcionarios de la Embajada a entregar todos los documentos guardados en la Embajada a los funcionarios de la Embajada Alemana. Con este hecho puso en peligro la vida de aquellos austriacos quienes estuvieron en contra del nazismo y de la Anexión y  dispuestos a luchar por la libertad y por una Austria democrática.

 

Los miembros del Movimiento Austria Libre consideraron la actuación del embajador y del cónsul como traición y a ellos mismos como traidores. En sus sendas publicaciones y cartas personales a las autoridades expresaron su opinión que ni estas personas y aún menos la Embajada Alemana son los representantes de los austriacos, por lo menos de aquellos quienes rechazaron la Anexión y quisieron   seguir viviendo como austriacos, y no como germanos. De la misma forma rechazaron participar en el plebiscito ordenado por el Gobierno Alemán.

 

El rechazo y el desprecio hacia la persona del ex -embajador Retscheck se mantuvo vigente durante los años posteriores. Este rechazo contra el  aumentó  cuando, aprovechando el cambio favorable de la situación para con los austriacos a consecuencia de la firma de la Carta del Atlántico por Brasil, y después de la Declaración de Moscú, se presentó como presidente de todas las instituciones austriacas en Brasil y  máxima autoridad en la protección de los intereses austriacos.

 

El Movimiento informó acerca de su traición anterior no sólo al Gobierno de Brasil, sino también a las más altas autoridades de los Aliados y, por supuesto, a las entidades austriacas antinazis en todos los países de América Latina y, por supuesto,   a los mismos austriacos. El señor Retscheck quiso involucrar también al señor Putz en esta nueva organización, pero éste no lo aceptó, diciendo que entre tanto había recibido la ciudadanía brasileña y así legalmente no podía participar.

 

El Gobierno de Brasil, como los otros estados de los Aliados, no reconocieron de jure la Anexión a Alemania y aceptaron las instrucciones del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, según las cuales aquellos austriacos quienes no hayan adquirido voluntariamente la ciudadanía alemana, no deben ser considerados como tales y por supuesto, tampoco como enemigos. Había  que cambiarles sus papeles personales y poner la denominación "austriaco/a". Fue el momento cuando el Movimiento Austria Libre pudo presentar su solicitud para establecerse en forma oficial y pedir su personería jurídica.

 

Los Estatutos presentados definen como objetivos:

 

a)    Prestar toda colaboración al Gobierno Brasileño en la defensa del país.

b)    Cooperar con la Cruz Roja Brasileña.

c)     Cooperar en la defensa pasiva antiaérea.

d)  Formar una legión de combatientes austriacos, cuando el Gobierno   Brasileño lo permita.

e)   Cooperar con el Gobierno y con las Naciones Unidas para la realización integral de los principios sustanciados en la Carta del Atlántico, especialmente en lo que se refiere a la liberación de las Naciones Ocupadas y particularmente de Austria.

 

La Junta Republicana Austriaca editó un "Servicio Austriaco de Informaciones " en Río de Janeiro.

 

Con los famosos mensajes de políticos de Brasil referentes a la independencia de Austria, se publicó un libro con el título "Austria Aeterna" en Río de Janeiro en 1944.

 

La extensión de este artículo no permite entrar en detalles con respecto a las actividades muy meritorias del Movimiento Austria Libre y tampoco se pueden mencionar nombres. Había muchos judíos y gentiles quienes trabajaron con gran esfuerzo, lealtad y honestidad.

 

Mencionamos aquí sólo el ofrecimiento de una patente en el campo de la cine-radiografía, que ha sido ofrecida gratuitamente para los Países Aliados a fin de que fuera  introducido en la práctica. El inventor era el señor José Jany del Instituto Brasileño de Cine-Radiografía, quien se desempeñó como  presidente del Movimiento Austria Libre durante muchos años. Las más altas autoridades civiles y militares de los Aliados agradecieron el ofrecimiento en cartas personales dirigidas al señor Jany. 

 

Para terminar este estudio - tenemos la esperanza de continuar la investigación y publicarla - consideramos interesante adjuntar una publicación "Os Austriacos e o pangermanismo no Brasil" de Paulo Kris, doctor en derecho, egresado de la Universidad de Viena y de la Facultad de Derecho de París.

 

Citamos también de un artículo publicado en el "Centro Boletín de Austria Action of Brasil"

 

"La nueva Austria deberá ser incorporada en la nueva Construcción Centroeuropea que le asegura libertad nacional, existencia económica, justicia social y una paz perdurable. Todas las eventuales combinaciones que comprometan la realización de este programa,  deben ser eliminadas.

 

Miles de prejuicios históricos deben ser abandonados y ante todo las relaciones con los países vecinos deben ser claras y cordiales.

 

Austria no sólo acaba de ser una parte del "Imperio Alemán" (Reich) cuando termine la guerra, sino tampoco se constituirá en el futuro como un estado germánico. La Nación Austriaca podrá prosperar si superará definitivamente los prejuicios nacionales oriundos en el complejo alemán (pangermanismo).

 

Austria debe ser un estado de plena democracia con renovadas fuerzas vitales, con un espíritu social progresivo que de ninguna manera restrinja las libertades individuales. Se necesitan muchos esfuerzos de parte de todos. El austriaco tiene que ganar conciencia de si mismo; eso no significa reanimar la megalomanía de las generaciones pasadas, pero sí,  crear de nuevo el viejo optimismo, la antigua serenidad y la alegría de vivir".

 

 

 


COLOMBIA

 

El Comité Austria Libre de Colombia desempeñó un papel muy importante en pro de sus ciudadanos de origen austriaco. Consiguió, que las autoridades estatales cambiaran en los documentos personales el dato del país de origen “Austria para todos los austriacos, quienes lo hayan pedido. Era un factor importante, pues los ciudadanos de Alemania – de la Alemania nazi, durante la Segunda Guerra Mundial - tuvieron ciertos problemas.

 

Después del término de la guerra,  contribuyeron al pronto restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Colombia y Austria. En el Directorio del Comité Austria Libre, participaron varias personas judías.

 

Organizaron conciertos y otras presentaciones culturales en diferentes ciudades de Colombia. Por intermedio de la “Bibliothek Dokumentationsarchiv des österreichischen Widerstandes – Biblioteca del Archivo Documental de la Resistencia Austriaca”, -   el Comité Austria Libre organizó un concierto de música en el Teatro de Colón a beneficio de la Cruz Roja Colombiana y de la Institución de Beneficencia de Viena, con la colaboración de Rosita Renard, famosa pianista chilena, y Richard Tauber, tenor, en el año 1947. Tenemos la copia de la invitación para este concierto.  .

 

Wilhelm Heller  ha sido muy vinculado con el Movimiento Austria Libre. Recibió el “Goldenes Ehrenzeichen für Verdienste  um die Republik Österreich” – Distinción de Honor Dorado   por Servicios a la República de Austria“.

 

Koloman Brunner Libenstein, Cónsul en Bogotá durante los años de  la guerra  ayudó a los inmigrantes austriacos. En 1988 recibió una alta condecoración.


CHILE

 

Antes de la fundación del Movimiento Austria Libre existió una entidad que intentó agrupar a los inmigrantes de origen austriaco, llamada  “Wiener Club –Club de Viena”, que tenía su “sede” en una cafetería. Más tarde se transformó en el Verein der Österreicher – Unión  Austriaca”.

 

la vicepresidenta, la Sra. Kaethe Reiss. Dentro de esta agrupación se formó el “Kreis Österreichischer Damen – Circulo de Damas Austriacas”, que crearon varios talleres, como por ejemplo taller de literatura, taller de teatro, y varios grupos de beneficencia  para ayudar  a escuelas chilenas.

 

Fueron estos grupos que más tarde colocaron las bases del “S.O.S. –Kinderdorf” – “S.O.S. Aldea de Infantiles”, las que todavía existen hoy en Chile;  reciben apoyo  económico desde Austria de  entidades austriacas en Chile,  y también de muchas personas.

 

Entre los fundadores y directores del Movimiento Austria Libre, quisiéramos mencionar a los señores:  Dr. Feldmann, Dr. Freiberger, Dr. Moser, Sr. Windt, Dr. Sohr, Sr. Metzger, Sr. Langsam, Sr. Popper, Sr. Strauss, Sr. Loebel.

 

El objetivo del Movimiento era múltiple :

 

1.-          Agrupar a los inmigrantes antinazis y por medio de la cultura y por actividades sociales y de beneficencia, mantener su identidad y nacionalidad austriacas.     

 

2.-          Despertar los sentimientos positivos del Gobierno y del pueblo de Chile hacia Austria y contra el nazismo.

 

3.-          Buscar el reconocimiento del Gobierno para el Movimiento como”Representación Austriaca en el Exilio” y obtener la autorización para certificar la nacionalidad y conseguir, que el Gobierno reconociera a los austriacos como tales y haga borrar de sus documentos personales la anotación “alemán o “apátrida”.

 

4.-          Divulgar la cultura tanto austriaca como de otros países  europeos entre los habitantes de Chile.

 

5.-          Ayudar económicamente por medio de la Cruz Roja Internacional a  austriacos en los campos de concentración alemanes y otros en la misma Austria empobrecida. También prestaron ayuda a  inmigrantes en Chile y desarrollaron actividades de beneficencia en pro de instituciones chilenas.

 

Al hacer  reconocer  la documentación personal “austriaca, de mucha importancia, el Dr. Kurt Feldmann, ex abogado de Viena desempeñó un papel sumamente positivo. Era él  presidente  del Movimiento de Austria Libre durante muchos años.

 

 


MÉXICO

 

 

Antes de tratar la labor de  diferentes entidades antinazis y pro-libertad de Austria, queremos subrayar que el Estado de México protestó ante la Liga de las Naciones contra la Anexión en el año 1938. Fue el único que en 1985 inauguró un monumento conmemorativo de esta actitud democrática y humanista, colocado en la Plaza de México.

 

Para conocer y reconocer la labor de los inmigrantes austriacos en México durante la ocupación de Austria por la Alemania nazi,  se presentó un INFORME  a la Oficina de Asuntos Exteriores de México,  con motivo del 50º aniversario de la ocupación de Austria.

 

El 3 de diciembre de 1941 se formó la “"Acción  Republicana de México” “ARAM”. Entre los fundadores - y más adelante, entre los colaboradores,  había varios inmigrantes judíos de Austria. El primer presidente era Rudolf Neuhaus. Desde la   formación de esta Acción, organizaron actividades de esclarecimiento por escrito y por radio, además de muchas actividades culturales para los mismos socios y con  énfasis especial para el público en general, a fin de dar a conocer mejor la cultura austriaca. Otro objetivo era, conseguir dinero para  ayudar a los nuevos inmigrantes y facilitarles  poder  empezaran su nueva vida. Otro propósito era,  mandar ayuda  a Austria, y además,  repartir entre los necesitados de México.

 

Con toda su fuerza estuvieron luchando por la liberación de Austria. Para este fin se editó la “Revista Austria Libre” y tomaron contacto con escritores y periodistas mexicanos para que también ellos apoyaran el Movimiento y sus ideales. La solicitud tuvo una aceptación favorable y muchos intelectuales mexicanos, junto a la Liga Pro-Cultura Alemana, apoyaran a los refugiados alemanes y austriacos.

 

Los escritores  formaron una Editorial “El Libro Libre” y enviaron información sobre este hecho al Presidente de la Nación. Varios escritores mexicanos estuvieron colaborando con las actividades de la Editorial. Mencionamos algunos de los libros editados por esta Editorial:

 

Egon Edwin Kisch: Marktplatz der Sensationen (1942)

Bruno Frank: Die Tochter (1943)

Leo Katz: Totenjäger (1944)

Stefan Kalmar : Good by Vienna, 1987)

Paul Mayer : Exil – Gedichte (1944)

Unser Kampf gegen Hitler (Protokoll des 1. Landeskongresses der Bewegung Freies Deutschland“, 1943 – Nuestra Luchacontra Hitler (Protocolo del 1º Congreso del Movimiento  Alemania Libre, en 1943).

 

La ARAM  solicitó al Gobierno que los austriacos libres y los republicanos sean reconocidos  como antifascistas y de nacionalidad austriaca. Se pidió la intervención del Gobierno, para que antifascistas de Francia puedan llegar a México y que no sean entregados a Alemania por el Gobierno de Vichy.

 

Aquí queremos mencionar y subrayar la  importante labor que realizaron el Dr.Christian Kloyber y la Sra.Renata von Hanffstengel en la investigación, recolección  de material y publicación de la historia de los inmigrantes exiliados y expulsados de su patria.

 

Durante varios años se editó la Revista Austria Libre, como órgano oficial de los austriacos antinazis en México, con la colaboración de Josef Forscht, Marcel Rubin, Leo Katz.

 

Para terminar este capítulo, citamos el poema de Paul Mayer: “Dank an Mexico” – “Gracias, México”, traducido por Brigitte Alexander.

 

País ajeno, donde nada me pertenece.

Ni casa, ni árbol con nido de pájaros.

País donde llegué como despojo del mar.

 

País ajeno, donde puedo vivir en paz,

Donde no hay esbirros que interrumpan mis sueños

Ni desvarío que reprima el lujo del pensamiento.

 

País ajeno, me tienes deslumbrado,

Porque tu alma es el sol

Y tu cielo desconoce las nubes.

 

Porque eres un valiente comienzo,

Un joven e intrépido iniciador,

Pueblo ajeno, es así como te siento.

 

Jamás ha existido una barrera

Entre los mejores de tus hijos y yo, el forastero.

México, me acogiste fraternalmente,

Porque nos unen los mismos anhelos.

 

Cambio el país que nos repudió indiscriminadamente

Por ti, país paradisíaco.

 

País ajeno, que ya me pertenece,

Porque “pertenecer” es amar

El hombre sólo cosecha lo que ha sembrado.

 

Ciudad ajena, donde nos cobija la sombra del laurel

Donde un mar de flores se disipa en el viento,

Ciudad, país y pueblo, os digo: “Gracias”.

 

                              


PARAGUAY

 

Nuestros entrevistados no recuerdan la existencia del Movimiento Austria Libre, pero algunos mencionaron la existencia de una “Alianza” donde estuvieron presentes algunos judíos. Ellos  no tomaron  parte en la política, sino más bien en  lo cultural y en la recolección de recursos económicos para fines de beneficencia. Por intermedio del “ Dokumentationsarchiv des Österreichischen Widerstandes – Archivo de Documentación de la Resistencia Austriaca”,  figura que en 1942 se formó la “Alianza Austriaca pro Aliados”, una organización que propuso como objetivo la unidad de todos los austriacos en exilio.  Rechazaron toda colaboración con las entidades alemanas en exilio, aunque éstas tuvieran las mejores intenciones de trabajar juntos. Consideraron, que  debe existir una sola Patria Austriaca y un solo Pueblo Austriaco.

 

Se editó la publicación informativa “Mitteilung en Asunción por la Alianza Austriaca”.

 

 


PERU

 

A fines de 1938 se formó el Movimiento Austria Libre, con la participación activa de judíos y no judíos. En los primeros años el Movimiento ha sido dirigido por refugiados políticos, en su mayoría socialistas (Augusto Scholger, Fritz Mischeck, etc.). Ellos llegaron al Perú varios años antes de la II. Guerra Mundial se incorporaron  personas tanto de origen no judío como  judío, entre ellos los señores  Armin Braun, Brande, Harper,  Loewenthal, todos  miembros activos del Directorio. Además los señores Lustig, Tausk, Neustadt, Wertheim, Kirschhausen, Fruewirth,, Schnitzler, Kochler, Aptowitzer, Riegler, Goldstein, Brau, Trachtenberg, Fischer, Lederer, Goldenberg, Gruenwald, Buchner, Janowitzer, Rothmann, Langsberg y otros más.

 

La labor realizada por el Movimiento era, juntar a los austriacos y conseguir fondos para mandar paquetes y ayuda a los necesitados locales. Cumplieron esta meta con éxito.

 

El Movimiento siguió existiendo después del término de la guerra como una entidad social, con actividades culturales y de beneficencia. Un objetivo especial era, mandar ayuda a los refugiados austriacos de diferentes campos de concentración en Europa y enviarles paquetes. Como Club Social sigue existiendo paralelamente con la Unión Austriaca, la que estuvo organizando “fiestas vienesas” con música y comida típicas.

 


URUGUAY

 

El Movimiento Austria Libre se formó el 7 de agosto de 1942. Ya  en su primer comunicado definió sus objetivos. El Ministro de Relaciones Exteriores recibió a  representantes de Austria Libre.

 

En Montevideo se fundó el 30 de octubre de 1943 el Comité Central Austriaco de América Latina, con el objetivo de unificar las diferentes organizaciones de  refugiados y perseguidos de Austria.

 

Tenemos la copia no completa de una carta informativa, firmada por los Sres. Dr. Kurt Stefan Gruenberg y el Dr. Kurt Goldberger, la cual el Directorio de Austria Libre en el Uruguay envió, con fecha 29 de mayo de 1943 a un destinatario desconocido, pues  lamentablemente falta la primera página,. En esta carta cuenta ciertas interferencias, con las cuales la Acción Republicana y el Heinrich Heine Club de México querían interferir en asuntos del Movimiento Austria Libre.

 

Entre otras cosas, cuenta la carta que en Paraguay se formó una “Freie Österreich-Gruppe” – “Grupo Austria Libre” con el título de “Alianza Austriaca Pro-Aliados”, bajo el liderazgo de Rudolf Frey, ex cónsul general en Montevideo y de Herr von Schocher.  Por  artículos en diarios, noticias enviadas a  radios y circulares, divulgaron que ellos son los únicos representantes de Austria en América Latina. Avisaron  la formación de una Legión Austriaca con “células” en todos los países. Por supuesto ellos eran los máximos dirigentes del “Centro” de esta Legión. El Directorio del Movimiento Austria Libre les mandó cartas y les hizo preguntas acerca de sus intenciones, pero no han recibido respuestas.

 

Aparentemente hayan agregado copias y recortes a la carta y pidieron disculpas, porque la carta ha sido enviada sólo el 3 de junio, y la preparación para la reunión mensual de Austria Libre tuvo lugar el día 31 de mayo.

 

En la formación y labor del Movimiento Austria Libre participó una parte de los judíos austriacos. Es interesante notar que Uruguay era quizás el único lugar donde la inmigración judeo-austriaca se dividió en tres partes. Hubo una mayoría que buscó la colaboración con los otros austriacos, siempre y cuando si estos estuvieran  dispuestos a trabajar para recuperar la autonomía y la libertad de Austria y preparar un mejor futuro para el pueblo austriaco. Una segunda parte, los sionistas, consideraron que su futuro estaría asegurado sólo en Palestina y más adelante, en el Estado de Israel. No miraron con desinterés el futuro de Austria, pero no pensaron compartirlo. Estuvieron  dispuestos a colaborar en el  Movimiento, pero no luchar por sus ideales. El tercer grupo se compuso de dos factores. Algunos  culpabilizaron también a  austriacos por lo que había pasado con los judíos en Austria. Otros, de  ideas izquierdistas, estuvieron  en contra de todas las religiones y  prefirieron mantener su separación étnica. Sin embargo, todos han participado en las actividades  organizadas por el Movimiento y también en la recolección de fondos para mandar ayuda a los necesitados, tanto  en Austria, como  en Uruguay.

 

Un grupo de jóvenes judíos austriacos, junto a otros de diferente  descendencia,   todos voluntarios, formaron un conjunto para trabajar y movilizar a la gente por el éxito de los Aliados en la guerra contra el nazismo. Había entre ellos muchos de diferentes partidos sionistas activos en los años 1943 – 1944. El fundador del grupo era el Sr. Halperin. Las colectas organizadas por el grupo tenían mucho éxito. Incluso la gente de la calle dio mucho dinero y la prensa los acompañó en sus actividades. Este mismo grupo, junto a otros, organizó  actos culturales, veladas artísticas y noches de baile para recolectar dinero. De este grupo salieron muchos dirigentes comunitarios,  y otros se fueron a vivir en Israel.

 

Los “Activistas Austriacos” publicaron informaciones sobre Austria y sobre América Latina, como suplemento del diario “El Tiempo”.

 

El Grupo de Teatro del Movimiento de Austria Libre en Bolivia vino a Montevideo varias veces para presentar obras teatrales y participar en veladas culturales. El Dr. Fritz Kalmar era el líder indiscutible de  las actividades culturales de muy alto nivel.

 

Nota:

 

Según nuestros datos recogidos había Movimientos Austria Libre en Sudamérica  en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Santo Domingo, Uruguay, y Venezuela. De estas organizaciones se formó el Comité Central en Montevideo, el 30 de octubre de 1943.

 

Por razones de estructura especial, Brasil no podía participar en el Comité, sin embargo  lo apoyaba.

 

 

 

Visita Nº

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters
Google