EL SABIO Y EL BOTERO

Un sabio viajaba de una ciudad a otra. En el camino se encontró con un río que debería atravesar. Alquiló un bote y emprendió el viaje. Hablando con el botero, le preguntó: - "Buen hombre, ¿sabes leer?"

Y el botero le contestó: - "No. señor".

"¡Ay de tí, pobre hombre! ¿Qué pasará con tu alma en el otro mundo?"

Pasaron unos minutos y el sabio le preguntó al botero: - "Buen hombre, ¿sabes escribir?"

"No señor" - le contestó el botero.

"¡Que será de tí en el otro mundo!" - le amenazó el sabio.

De pronto comenzó un temporal muy fuerte y el viento y la lluvia ya amenazaban con dar vuelta el bote.

"¡Señor!"  - gritó el botero - "¿Sabe usted nadar?" "¡No! -   respondió el sabio, lleno de espanto.

 

"Si es así, señor mío, ¡Ay de usted! y ¡ay de su alma ahora mismo!" - dijo el botero.

Moraleja:   Todos sabemos algo importante; por eso no debemos menospreciar a nadie.

 

 

Visita Nº

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters
Google